Mamá emprendedora

Tomar la decisión de emprender y llevar a cabo ese sueño cuando se es mamá y en especial cuando se tienen hijos menores es un tanto más complicado, hasta cierto punto reflexionamos más si aventarnos o no, y una ola de sentimientos, temores y posibilidades inundan tus pensamientos.


Sin embargo una vez que lo decidimos no claudicamos ni abandonamos el barco tan fácilmente pues sabemos que hay personitas a nuestro lado que con admiración y amor siguen nuestro camino y tú cómo mamá quieres trasmitir esa confianza, experiencia y herramientas a quién además preparas para un futuro no muy lejano.


Pero el camino no es color de rosas y para muchas mamás emprendedoras encontrar un balance entre su sueño y su vida no es tarea sencilla.


Por eso queremos compartir contigo estos tips para que sigas adelante con tus sueños de una forma más equilibrada.



  • Cuídate la principal prioridad es que tú estés bien tanto física como mentalmente esto te ayudará a priorizar de forma más clara tus objetivos y la forma de alcanzarlos sin descuidar a tu familia.

  • Relájate Dedica al menos 1 hora al día para ejercitarte, meditar, leer o hacer algún hobby que ayude a relajarte y dejar de pensar un momento en todo lo demás.

  • Horarios. Organiza horarios para trabajar y para atender a tu familia puede ser difícil al principio pero verás que poco a poco podrás organizar tus actividades.

  • Metas. Establece metas pequeñas realistas en ambos ámbitos podrás ir midiendo tu avance y te ayudará a no perder energía y fé en lo que haces.

  • Descansa de nada sirve que tengas jornadas extremadamente pesadas si terminarás agotada y estresada, esto no te permitirá pensar ni actuar con claridad.

  • Disfrútalo ten presente el por que haces lo que haces y que si bien al final tendrás una recompensa disfrutar el camino va a contribuir a que te mantengas motivada, que transmitas esas herramientas y experiencias a tus hijos fortaleciendo la relación y su capacidad de desarrollo.

  • Pide ayuda. Aunque quisieras saberlo y poderlo todo a veces es bueno pedir ayuda, es completamente normal, aprenderás nuevas perspectivas y lograrás aquello por lo que sueñas y te esfuerzas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *