2 infografías para mostrar en el baño


¿Una necesidad imperiosa de alivio? Bueno, imagina que tuvieras que ir sin baño. Fácil, dirán algunos. Escondido detrás de un arbusto, estás mucho más relajado.


Sin duda, este one-shot le habrá permitido acercarse un poco más a la naturaleza… y eso ya es algo. Pero imagina que tus necesidades diarias deben ser satisfechas cada día, y que debes seguir viviendo en sociedad, y no en el fondo de un bosque.


Defecar al aire libre a diario: es inmediatamente menos divertido


Si abordo el tema con humor y algunos titulares picantes, es para atraer al mayor número posible de personas a descubrir un problema cuyos entresijos estamos lejos de imaginar, aquí en Francia o en los países francófonos.


Sin embargo, esta situación es la que padece a diario el 37% de la población mundial, que no tiene acceso a un «sistema de saneamiento mejorado»; el 18% de los habitantes del planeta se ven incluso obligados a practicar la «defecación al aire libre» cada día.


Las consecuencias son graves para las poblaciones, en términos de salud, dignidad, calidad del agua, pero también desde el punto de vista económico: el 1,5% del PIB total de los países en desarrollo se vería afectado por el simple hecho de un mal sistema de saneamiento. En este contexto, el Banco Mundial ha publicado una infografía destinada a sensibilizar sobre un problema que afecta especialmente al África subsahariana, Asia y Sudamérica.



¿Y el impacto ecológico?


En cuanto al medio ambiente, los pequeños gestos pueden contribuir a que nuestros inodoros sean más verdes (nota del editor: no, no hay que limitarse a comer sólo espinacas, coles de Bruselas o verduras verdes). Por ejemplo, puedes poner una botella llena de agua (cerrada, por cierto) directamente en la cisterna para limitar el número de litros utilizados por descarga.


En cuanto al papel, te daría el mismo consejo que podemos darte en la imprenta, a saber: utiliza papel reciclado, sin blanquear (los fabricantes suelen utilizar cloro para blanquear la pulpa), o con la etiqueta FSC (que garantiza que la fibra procede de bosques gestionados de forma responsable).


Según una teoría aún por demostrar, la dirección del rollo en la bobina también influye en nuestro consumo de papel. Así es como debe instalarse:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.