“mente sana en cuerpo sano“

mente sana en cuerpo sano» es una analogía bastante popular que se refiere a la importancia y la relacion del equilibrio entre nuestro interior y exterior, pero ¿qué ha pasado con el exterior que va mas alla de nosotros mismos?

En la actualidad cada vez más personas somos concientes sobre las afectaciones en la calidad de vida a concecuencia del cambio climatico, fenomeno que se debe en gran medida al aumento de las concentraciones de los gases de efecto invernadero (GEI) en la atmósfera y que de acuerdo a la evidencia cintifica el 78% de estas emisiones globales se deben a la quema de combustibles fósiles y a los procesos industriales derivados del crecimiento económico y poblacional.

El bienestar de toda persona depende en gran medida de la calidad del medio ambiente que habita, y es inegable que los impactos en las variaciones climáticas sobre el planeta  inciden directa e indirectamente en nuestra salud, alimentacion, vivienda, acceso a agua, saneamiento y demás aspectos que conforman una vida digna.

Es por eso que tener siempre presente la relación que guardamos con nuestro entorno contribuye a que nuestras acciones diarias sean mas concientes del efecto que estas tienen en el ecosistema y por tanto seamos más cuidadosos al consumir, viajar, actuar para evitar en manera de lo posible que estas emisiones sean cada vez mayores y sigan afectando nuestro hogar.